BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / Entrevistas / “Todo el que coge una guitarra quiere ser una estrella del rock” Benja Villegas, de Anyzed

“Todo el que coge una guitarra quiere ser una estrella del rock” Benja Villegas, de Anyzed

Dos cafés y una niña de apenas un año. Esa era la compañía que tuvimos durante la entrevista con la cara visible de Anyzed, Benja Villegas. Con este músico a tiempo parcial -y, desde hace poco, padre a jornada completa- hablamos de creación, del estancamiento de la industria y de romper los límites. Y lo hacemos a través de su último trabajo: “En el útero”, un remake de “In utero” de Nirvana. ¿Cómo es posible hacer un remake de un disco? Sigue leyendo y lo sabrás:

Anyzed Anicet
La banda de Anyzed dibujada por Art Warriors (Benja Villegas, a la dcha.)

Antes de entrar al contenido del disco, lo primero que sorprende es el concepto, ¿a qué te refieres con haber hecho un remake de un disco?

Todo esto comienza cuando hace muchos años leí una entrevista a Tarantino en la que decía que “Pulp Fiction” se basaba en una novela. No en una novela concreta sino en la estructura de la novela en sí como tal. A él le parecía que en la literatura esta estructura de flashbacks funcionaba muy bien y le gustó como justificación para hacer una peli. A mí esto me flipó y pensé que es muy interesante coger formatos e ideas de otras disciplinas e integrarlas en la tuya, así que cuando hice el primer disco de Anicet lo estructuramos como un libro.

¿Te refieres a “Ensayo sobre la generación perdida”?

Exacto. Ese lo estructuramos como un ensayo, con prólogo y epílogo. Cuando nos quisimos enfrentar al segundo disco, no teníamos claro qué hacer, y a mí siempre me han molado mucho los remakes. Me parece muy interesante que un director de cine quiera volver a hacer una película que le haya gustado aportando su visión, y además es algo que está muy aceptado. Cuando pienso en remakes no hablo de cintas como “Psicosis” de Gus Van Sant, que copia plano a plano la original de Hitchock, sino más bien de “Ladykillers”, de los hermanos Coen.

¿Y cómo se te ocurrió aplicar esto a la música?

El círculo se cierra cuando mi mujer, que le gusta mucho leer, me comentó que Agustín Fernández Mallo, el autor de la trilogía Nocilla, había vuelto a escribir “El hacedor”, de Borges. Hizo un remake, volvió a escribir el libro a su rollo. Eso me pareció brutal, y fue cuando me planteé hacer lo mismo con un disco. No hacer covers, sino volver a escribir un disco ya hecho, documentándome, estudiando lo que quería decir el autor y adaptándolo a mi estilo y a mi rollo. La idea surgió durante la grabación del primer disco y a la gente del grupo les gustó.

Anyzed Nirvana útero
A la izquierda, Kurt Cobain; a la derecha, Benja Villegas

De todos los discos posibles, ¿por qué “In utero”, de Nirvana?

Eso también tiene su historia, y es la parte más negra. El verano después de grabar el disco tuve un accidente de moto que fue un susto bastante grande, porque perdí el conocimiento y podría haber sido grave. En aquel momento mi mujer estaba embarazada y yo estaba en la UCI. Allí lo pasé muy mal, no me quería morir porque había de ser padre. Ocurre que justo después de esto mi mujer perdió el bebé. Todo se juntó y fue una etapa difícil, y allí fue cuando mi mujer me dijo que el disco del remake tenía que ser “In utero”. Nirvana era mi grupo de cabecera durante la adolescencia y el propio Kurt Cobain dice que ese disco trata de la paternidad y de la enfermedad, con lo que era perfecto para el momento.

Claro…

También me apetecía recuperar este disco, empaparme de mil biografías… Aún no habíamos acabado el primer disco y ya estaba pensando en el segundo. Creo que era como una vía de escape por el accidente y por el bebé… De modo que nos encontramos como banda haciendo dos discos en apenas año y medio, pero como tampoco vivimos de esto, no necesitábamos seguir los tempos establecidos por la industria. Ya sabes, disco, dos años, disco… Pensamos “si estamos cachondos componiendo, sigamos, ¿no?”.

En una primera escucha, “In utero” y el tuyo, “En el útero”, suenan muy diferente hasta que prestas atención a las letras, ¿cómo ha sido el proceso de creación de las canciones?

He ido canción por canción, buscando y documentándome sobre qué quería decir Kurt Cobain en cada una y buscando adaptar eso mismo. Por ejemplo, la primera canción es “Sirve a los siervos”, el remake de “Serve the servants”. Allí el líder de Nirvana reflexiona sobre la familia como algo no obligatoriamente bueno, se cuestiona por qué ha de querer a un familiar suyo solo por el hecho de compartir sangre. Ocurre que él tenía un gran problema con su padre, pero yo no. Así que he intentado mantener la intención de Kurt Cobain llevándolo a mi terreno, y por eso lo que hago en “Sirve a los siervos” es cuestionar la familia más allá del núcleo: primos, sobrinos… ¿Por qué la familia ha de ser esta institución ya establecida? Se trataba de esto, de coger cada tema y hacerlo personal: no voy a escribir como un suicida porque no lo soy.

Anyzed Anicet Nirvana útero
Anyzed en concierto, en la sala El Sol

En “Sirve a los siervos” el paralelismo con la original es bastante evidente, pero hay otras canciones del disco en las que no, como por ejemplo la de “N.E.R.D.”.

Sí, en esa se me va la olla, es una paranoia muy grande. Tal vez es el tema más experimental de todos en lo que se refiere al remake, porque en la original, “DUMB”, Kurt Cobain quería hablar de gente que es feliz siendo imbécil y no lo sabe. En su contexto esta gente sería lo que vemos en las pelis: el capitán del equipo de fútbol o la animadora… Como esta realidad yo aquí no la conozco, no podía escribir sobre eso. A mí me pareció que esos personajes en España son los de “Mujeres, hombres y viceversa”, los concursantes de los realities. Además, él siempre habla de que “DUMB” es su canción más Beatles. Nosotros, para homenajear también a los Beatles, convertimos “Lucy in the Sky with Diamonds” en “Natalia Estrada en Rusia con Diamantes”, NERD.

¿Quién es Natalia Estrada?

Era una mujer que salía por la tele en los 90 y que a mí me flipaba cuando tenía cinco años. En nuestra canción Natalia Estrada vuelve a la tele a hacer un reality show, y aquí es donde nos quejamos de estos programas, de cómo de lo que se trata es de volvernos más tontos para seguir vendiéndonos productos. Es la canción más hardcore.

Y el videoclip también es una ida de olla en este caso…

Sí, la cosa es que para los videoclips contactamos con colegas nuestros que hacen videos o videoarte y les dimos libertad total para hacer cada clip. En este caso es un amigo nuestro que se llama Dani, que decía que para él Natalia Estrada es Rajoy. Y de ahí el video.

Ahora que hablamos de los videos, es curioso que hayáis hecho un videoclip de cada tema del disco. No es lo normal…

Exacto, con este disco, a diferencia del primero, queríamos salir de lo tradicional. Una de las cosas que hemos hecho ha sido explotarlo mucho en Youtube. Primero colgando el disco entero como álbum interactivo, y luego haciendo los videoclips. Seguramente ahora Youtube es la plataforma más libre para hacer lo que quieras con tu música.

NERD Anyzed Nirvana útero
Fotograma del videoclip de “N.E.R.D.”, de Anyzed

¿En qué sentido fue diferente con el primer disco?

En ese quisimos seguir lo que serían los pasos para editar y comercializar un disco según lo típico. Lo sacamos en Fnac y todo eso… En este en cambio hemos hecho 50 copias en casete, como un homenaje a los 80, y 100 CDs. Aunque al final el formato es lo de menos, porque la gente donde acaba llevando la música es en el iPod. Todo el proyecto ha sido muy underground, y esto nos ha permitido experimentar.

¿Saliros del patrón establecido?

Claro, como con los videoclips por ejemplo. Normalmente el esquema es que se sacan dos videos: uno antes del disco y el segundo para reavivarlo cuando está de bajada ya. Pero nosotros somos de los que creemos que la industria musical está de capa caída, y nos apetecía hacerlo como quisimos. Al final nos dimos cuenta de que la diferencia entre el primer disco sacado según el patrón de la industria y este segundo más libre es casi nula. De hecho, “En el útero” ha tenido más impacto que el primero desde su lanzamiento.

Porque ¿vuestra intención es ganaros la vida con esto?

A ver, esa es una pregunta compleja. Sinceramente, creo que nadie hace nada sin esperar que pase algo. De hecho, creo que todo el mundo que coge una guitarra es para ser una estrella del rock. Cuando tienes 14 años, lo que te imaginas es un estadio. Después, cuando pasan los años, esto va variando… De hecho, el último de los conciertos que hicimos de Anyzed, en Madrid, yo no tenía ganas de hacerlo porque quería estar con mi hija. Y no porque no me guste tocar, sino porque te planteas si vale la pena. Cuestionas el formato.

Youtube es ahora la plataforma más libre con la que hacer lo que quieras con tu música

¿En qué sentido?

En el sentido de cuestionar otro patrón establecido: que los discos se han de presentar sí o sí en Barcelona y Madrid. ¿Seguro? Yo nunca he recibido más feedback con el público que con un video viral en internet o cuando un tío más famoso como Elphomega, un rapero, comparte algo mío. Te planteas si los conciertos son algo más que endogamia. Nosotros presentamos “En el útero” en el BarnaSants y con la entrada regalábamos el CD. Fue uno de los conciertos más multitudinarios que hemos hecho, y ese es el tipo de conciertos que hemos de hacer.

Además de regalarlo, ¿el disco también lo vendéis?

Esta vez en cantidades muy pequeñas, y de hecho CDs de “En el útero” ya no quedan, y casetes tampoco. Ahora, todo el mundo lo puede escuchar online, mientras que aún tenemos ahí muchos CDs sin vender del primer disco. Después de muchos años tocando de forma amateur intenté hacer algo más profesional con “Ensayo sobre la generación perdida”, pero lo que he visto de la industria no me acaba de gustar. Prefiero dar medio paso atrás y seguir haciendo música a mi rollo.

En otro plano, dejando un poco de lado el tema de la industria, en tus letras se ha ido notando un cambio. Desde los temas con referencias pop más explícitas como “Cráneo Rojo” o “El día que mi amigo Emmett Brown murió” hasta las canciones del último disco. ¿Ha sido algo consciente?

No, no es algo consciente. Hay una canción en el último disco, “Todo excusas”, donde canta mi mujer, y la letra es suya. Es muy naïf, muy explícita y muy directa, y eso es algo que en mis letras ya no encuentro. Cuando recupero alguna de las canciones antiguas como las que dices veo que son super sencillas. Tal vez porque son las primeras que escribí y para sentirme a gusto escribía sobre lo que conozco y estoy cómodo.

Anicet cráneo rojo Anyzed
Fotograma del videoclip de “Cráneo Rojo”, del disco “Ensayo sobre la generación perdida”

¿Por ejemplo?

Pues un ejemplo es la canción sobre Emmett Brown. Mi mejor amigo vivía en aquella época en Inglaterra, y lo echaba de menos, pero no me atrevía -ni me atrevo- a decir cosas como “te quiero, tío”. Para explicar ese sentimiento utilicé una referencia de “Regreso al Futuro” y así me sentía cómodo. Ahora ya me siento más seguro y puedo jugar con las formas, con el lenguaje. También es un momento más oscuro: en el primer disco estaba más contento y ahora estoy más rallado.

Me refería también al hecho de que ahora estas referencias directas del cine o la cultura pop están menos en tus letras.

Sí, debe ser que empiezo a dominar más la disciplina y me veo capaz de hacer alguna filigrana. También quizá está el hecho de que en “En el útero” la referencia pop ya es todo el disco en sí, y más referencias ya sería sobrecargado.

También hablando de las letras, en la canción “Ataúd en forma de corazón” hay un momento en el que hablas de “consumirnos en un imperfecto cromosoma Y”, ¿a qué te refieres con eso?

Uff… Esta para mí es la canción top que he hecho, porque es en la que más explícitamente hablo de todo. Es una canción en la que le hablo a mi mujer, tal y como Kurt Cobain le hablaba a su mujer en la referencia de “In utero”. Ese tema, “Heart-shaped box”, era una canción de amor a través de la enfermedad, y yo quería hacer lo mismo. Quería hacerle una canción de amor a mi mujer a través del accidente y la pérdida del bebé. El problema del bebé que perdimos era cromosómico, y de ahí la referencia de la letra.

Todo el mundo que coge una guitarra es para ser una estrella del rock

¿El resto de la letra sigue la misma clave?

Sí, como cuando le digo a ella que “la inestabilidad se multiplicará por mil, pero si tú me agarras yo te sostendré a ti”.  Es la canción más explícita de amor del disco, pero explicada desde lo chungo. A mí me parece absurdo hacer siempre canciones de amor heterosexuales típicas, porque las mejores de estas ya están hechas.

¿Y por qué complicar las letras?

Supongo que por el hecho de esconderte. Yo creo que tengo bastante pudor en este sentido, intento explicar las cosas lo más explícitamente posible pero sin avergonzarme. Por ejemplo, en la canción que hablábamos, “Ataúd en forma de corazón”, hay un momento en que hablo de un fundido a negro, que es el accidente. Y luego hablo de que “un barrido recorre París”, y esto es trampa, porque yo tuve el accidente en calle París, pero además siempre se dice que los niños vienen de París. Y hay “una cigüeña negra”, muerta, porque son quienes traen a los bebés… Es todo una gran metáfora. Es imposible que quede claro lo que quiero decir si no te lo explico, pero me da igual. La canción transmite angustia, y eso me basta.

Anyzed anicet art warriors útero
Otra versión del dibujo de Anyzed, por Art Warriors

A nivel musical, ¿habéis tirado de los acordes de “In utero” o son inventados?

Pues nos los hemos inventado, aunque sí que es verdad que Nirvana es el único grupo que nos gustaba a todos los miembros de la banda. Lo que intentamos reproducir no han sido tanto los acordes como la sonoridad. Queríamos sonar como el disco de Nirvana: buscamos una carta del productor de “In utero” en la que explica cómo se grabó el disco.

Y ya para terminar, ¿ahora qué? ¿cuál es el siguiente paso de Anyzed?

Pues mira, el proyecto Anyzed como tal muere, en 2014 se acaba. Habrá sido un proyecto de cuatro años, y lo terminamos porque sobre todo con los músicos nos hemos quemado bastante a nivel compositivo y de grabación. Los últimos conciertos estuvieron guays pero ya daba palo, y ahora cada uno de los músicos quiere ir por su lado. A principios de enero sacaremos el último trabajo de la banda, un EP totalmente digital, y que será una despedida. Pero aunque Anyced termine, yo seguiré haciendo cosas nuevas.

Acerca de Guillermo Altarriba

Guillermo Altarriba
Periodista en acto y politólogo en potencia. Apasionado del cine, los cómics y demás artefactos peligrosos: estoy convencido de que en la Cultura se libra la batalla más importante. Cuando me dejan, dibujo. VTR

¿Te interesa?

Marihuana droga cannabis gerardo cavero antidroga

“Actualmente está desmentido que la marihuana sea una droga blanda” Gerardo Cavero

A favor y en contra de la legalización de la droga en general y la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *