BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / destacados / “No se puede entender la Sagrada Familia sin entender la fe de Gaudí” Joan Aicart

“No se puede entender la Sagrada Familia sin entender la fe de Gaudí” Joan Aicart

Aunque Antoni Gaudí, el genial arquitecto de la Sagrada Familia, no necesita presentación, hemos querido entender mejor su obra. Por eso, hablamos con Joan Aicart, posiblemente una de las personas que más saben de Gaudí en toda la capital catalana. Os dejamos con la entrevista del fundador de la asociación Trencadís, en la que se dedican a explicar de forma total la obra de este arquitecto:

Joan Aicart Gaudí Sagrada Familia

Lo primero que llama la atención es que Gaudí, siendo un arquitecto, está en proceso de beatificación, ¿por qué?

Para mí Gaudí es santo, pero no por haber hecho la Sagrada Familia –si no Miguel Ángel también tendría que serlo por la Capilla Sixtina, por ejemplo- sino por su vida. Su obra es signo de una experiencia vital. En la Sagrada Familia ves la capacidad de Gaudí de plasmar el cristianismo con una belleza especial y en un contexto especialmente difícil. De hecho, cuando empezó con la Sagrada Familia, Gaudí no era practicante.

¿Entonces es un converso?

No exactamente. Cuando Gaudí tenía que proyectar una casa para la burguesía, primero se interesaba por sus dueños, por quién iba a vivir en la casa. Cuando en 1833 le ofrecen la Sagrada Familia, sigue esta lógica y empieza a relacionarse con el dueño de esa casa, con Dios. Al menos eso es lo que él mismo escribe.

¿Y esto en qué se concreta?

Gaudí explica que al construir una iglesia no hay que plagiar, sino buscar la experiencia que ha permitido crear estos edificios. Solo así, dice, seremos capaces de crear algo realmente nuevo. Este es el sentido de la famosa frase de que “la originalidad es volver al origen”. Además, para Gaudí la fe no es un dogma sino una forma de mirar la realidad de un modo más profundo. Por ejemplo, con el famoso trencadís.

Sagrada Familia Gaudí nacimiento

¿Eso qué es?

El mosaico de colores que podemos ver en el Parc Güell. Gaudí y su ayudante recorrieron Barcelona buscando los trozos de cerámica desechados por los obreros, los juntaron y los rompieron. Entonces fueron colocándolos en el Parc Güell, de forma que de cerca se ve un caos pero, si que te alejas, cobra sentido. Para él lo importante no es “esto me sirve, esto no” en función de un proyecto establecido, sino “¿qué valor tiene esta realidad que tengo delante?”.

Y entonces Gaudí comenzó la Sagrada Familia con esta mentalidad.

A ver, es que en el primer momento la Sagrada Familia no iba a ser la gran basílica que es ahora. En su inicio estaba pensada como un pequeño templo expiatorio, una iglesia para reparar los pecados de Barcelona. El arquitecto que estaba a cargo dimitió y Gaudí, de 32 años, lo sustituye por el interés que le suscita el arte religioso, el diálogo con lo trascendente.

¿Cómo pasó entonces de ser un templo pequeño a la idea actual?

Resulta que en 1891 una mujer muy rica donó todo su dinero a la Sagrada Familia. En cuanto vio que contaba con mucho más dinero, Gaudí amplió el proyecto. La idea que Gaudí tenía en mente era proponer una vía de reconciliación entre el hombre y Dios. Era un contexto incluso más difícil que el de hoy en día, con Barcelona dominada por el anarquismo y la revolución, por la voluntad del hombre de afirmarse a sí mismo a través de la violencia.

¿Esto dónde lo vemos en el templo?

En la Sagrada Familia hay una entrada más pequeña, algo escondida, que es la Puerta del Rosario. En el centro está la figura de la Virgen y a los lados hay dos figuras más: un anarquista cogiendo una bomba y una niña con una bolsa de dinero. Son las dos tentaciones de la humanidad, el poder y el dinero, y la respuesta de Gaudí es ofrecer un ideal. El arquitecto no pone el énfasis en el dolor sino en la oferta de un abrazo tan grande que el hombre desee vivir esta fe. Toda la Sagrada Familia nace de la fe como una experiencia y no como una imposición o una norma.

Sagrada Familia rosario Gaudí
Detalle de la puerta del Rosario

¿Algún otro ejemplo de esto en la Sagrada Familia?

Es un templo financiado por la caridad, por aportaciones voluntarias. Gaudí tuvo que adaptarse a trabajar de esta manera, lanzado a la providencia. El arquitecto lo explica así: cuando había dinero, construía, cuando no había, profundizaba en la fe. De esta manera, dice, la iglesia nacerá del pueblo. Es la misma idea que está detrás de las diferentes fachadas de la Sagrada Familia.

¿En qué sentido?

La fachada de la Pasión, por ejemplo, la proyectó hacia el final de su vida, cuando estaba muy enfermo. En ese momento hizo un boceto de la fachada, y esto es lo fundamental: que la plasmación artística naciese de una vivencia. El diseño de la Pasión, con esas columnas como huesos que surgen del cuerpo del templo y que remiten a la muerte de un Dios, nace de la propia experiencia de dolor de Gaudí. Por el contrario, la fachada del Nacimiento es la armonía de la belleza que nace.

¿Cómo será la tercera fachada, la de la Gloria?

Según los bocetos, representará el Juicio Final: infierno, purgatorio y cielo. Estará el Credo y también Jesús resucitado. El juicio de Dios a la sociedad, pero lleno de misericordia, esperando acoger a la humanidad entera. De hecho, será la entrada principal de la Sagrada Familia.

¿Es cierto eso de que Gaudí pensó la Sagrada Familia para que no fuese más alta que Montjuic? Para que la obra del hombre no superase la de Dios…

Bueno, aunque es una interpretación que queda muy bonita y muy romántica, Gaudí nunca lo llegó a decir. Además, que al final tampoco es así: es cierto que con Montjuic cuadra pero luego está el Tibidabo, no sé si me explico… Lo que sí es cierto es que para Gaudí la naturaleza comunica la creación de Dios, y esto se ve por ejemplo en el arco catenario.

Sagrada Familia Gaudí Pasión muerte

¿Qué es el arco catenario?

Es una evolución en el concepto clásico del arco. El románico lucha contra la gravedad con paredes gruesas, el gótico puede hacer vidrieras pero necesita contrafuertes… Gaudí piensa que, si la gravedad es un elemento de la realidad, lo que hay que hacer es observar primero cómo funciona y ver la armonía superior. El método básico era coger una cadena, poner un peso análogo al que se quería soportar con la estructura y ver la forma que hace la cadena. Si ves esta forma en un espejo, esa es la distribución perfecta del peso según la gravedad. Con este método puedes poner vidrieras o incluso ventanas en el techo.

¿Y a nadie se le había ocurrido esto antes?

Bueno, él ya dice que sus ideas son evidentes. Le sorprende que a nadie se le hubiera ocurrido pero también dice que la experiencia le da la razón.

Cuando está previsto que se acabe la Sagrada Familia?

En principio en 2026, porque quieren que coincida con el centenario de la muerte de Gaudí. Desde otro punto de vista, Etsuro Sotoo, el escultor actual de la Sagrada Familia, dice que esta estará acabada cuando el hombre esté acabado.

¿Etsuro Sotoo no es el que se convirtió?

Sí, se convirtió al cristianismo al trabajar en la Sagrada Familia. Él cuenta que antes trabajaba mirando la piedra y en un momento dado se planteó mirar a ver dónde miraba Gaudí. Al darse cuenta de que Gaudí no trabajaba mirando la piedra sino mirando a Dios, Sotoo cuenta que también comenzó a mirar al mismo lugar.

Sagrada Familia Gaudí techo

Es curioso que la Sagrada Familia sea el monumento más visitado de España y sea un edificio en construcción…

Yo creo que eso tiene que ver de nuevo con lo que hablábamos al principio de la santidad. Hombres como San Benito o el mismo Juan Pablo II son santos por haber propuesto una solución para vivir el momento histórico concreto que le tocó de un modo más humano y con una fe más profunda. A nuestros ojos es una aportación que puede parecer insignificante pero… ¿quién era el emperador romano en los tiempos de San Benito? Ni lo sé ni me importa. Haciendo algo que parece más insignificante, Benito cambió Europa. Lo de Gaudí entiendo que va por ahí.

La sociedad en tiempos de Gaudí tampoco es tan diferente a la que tenemos actualmente.

Pensemos una cosa: las catedrales medievales responden a un contexto histórico en el que la sociedad era cristiana, y por eso eran muy grandes, para dar cabida a todo el pueblo. Hoy en día Barcelona no es una ciudad cristiana… y sin embargo la Sagrada Familia es enorme. ¿No te parece desproporcionado? Que hoy en día la iglesia más visitada en España sea un edificio en construcción para mí es señal de que Dios sigue poniéndonos delante la oportunidad de mirar al origen de nuevo.

Acerca de Guillermo Altarriba

Guillermo Altarriba
Periodista en acto y politólogo en potencia. Apasionado del cine, los cómics y demás artefactos peligrosos: estoy convencido de que en la Cultura se libra la batalla más importante. Cuando me dejan, dibujo. VTR

¿Te interesa?

Marihuana droga cannabis gerardo cavero antidroga

“Actualmente está desmentido que la marihuana sea una droga blanda” Gerardo Cavero

A favor y en contra de la legalización de la droga en general y la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *