BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / Entrevistas / “Realmente con las impresoras 3D puedes hacer cualquier cosa” Fran García

“Realmente con las impresoras 3D puedes hacer cualquier cosa” Fran García

Printthatshit (carrer Papin 26, Barcelona) abrió sus puertas hace 2 meses con el objetivo de acercar la impresión 3D a la gente. En los medios no dejan de aparecer noticias sobre este invento, así que desde Diario El Prisma hemos querido saber más acerca de si este tipo de impresoras son una moda más o una revolución. Para ello, hablamos con Fran García, uno de los creadores de Printthatshit.

20140404_121654

Antes que nada, ¿una impresora 3D qué hace?

Una impresora 3D lo que te permite es poder diseñar en tu casa una pieza y directamente tenerla, sin depender de empresas. El hecho de poder cogerlo, poder mirarlo al momento, poder mirar si todo encaja… es un avance brutal.

¿Qué puedes llegar a hacer?

[sociallocker]

Bueno, piensa que hay diferentes tecnologías. Estas que tenemos aquí son más de uso doméstico, y se nota en el acabado. Estas son más para prototipos, utilizan un material muy económico y las piezas se ven con ciertas rugosidades.

¿Pero piezas de máquinas?

Realmente puedes hacer cualquier cosa: desde un juguetito para un niño a algunos artistas que utilizan la impresión 3D para sus esculturas… En realidad puedes hacer cualquier cosa que se te ocurra y que diseñes ya pensando en que va a ser imprimida. Las limitaciones más que nada son de tamaño (la base normalmente es de 20×20 cm). Yo le doy bastante uso a nivel práctico también: puedes hacerte un soporte para el disco duro, por ejemplo, o una funda para el móvil. O en casa, que teníamos una lámpara que bailaba, que no se aguantaba bien… pues te imprimes un aro de sujeción y se lo pones. O los carteles estos que tenemos aquí colgados, también están imprimidos en 3D. Una cosa curiosa que nos pasó una vez fue que vino un mago preguntando si se podía hacer sus propias herramientas trucadas, como un dado al que se le pudiera meter un imán dentro. Y sí que se podía, claro: ahí está él con sus trucos. Lo que falta es no ver tanto la impresora 3D como una máquina para hacer juguetitos sino para cosas más prácticas.

20140404_121522

¿Esto son aplicaciones tal vez más para uno mismo, ¿a un nivel más profesional qué encontraríamos?

Por ejemplo, a los arquitectos les sirve para presentar las maquetas a los clientes. Las imprimen por módulos y pueden llegar a imprimir hasta los coches o los muebles. Luego en el campo de las prótesis, siempre están saliendo noticias, como la del niño al que le faltaban dedos y le imprimieron una mano, o el pato que nadaba en círculos al que le imprimieron una pata… Claro, este modelo que tenemos aquí en la tienda es uno barato, pero si te vas a impresoras más caras (ya te estoy hablando de 10.000 euros) te puedes hacer prototipos con acabado profesional.

Las más caras 10.000 euros, ¿y las que tenéis aquí?

Sale a 420 euros si te la montas tú. De hecho la mayoría de la gente quiere montarla ellos mismos, y se pueden tardar apenas dos días. Las más caras tendrán más pijotadas: una cámara que fotografíe el producto acabado, o estar conectada al móvil para que vayas viendo el proceso de impresión en cualquier lado… Pero estas que tenemos aquí son las más montadas en España, también porque tienen una comunidad detrás. Es open source, lo que contribuye a que sean más baratas, y la gente se encarga de irlas mejorando, modificando. Es una comunidad (en España ahora mismo hay entre 3000 y 5000 personas), y hay un foro en el que puedes coger y preguntar las dudas. Además, la gente es muy participativa.

Ahora viene la pregunta más obvia: ¿cómo funcionan?

Básicamente tienes una bobina de hilo con el material, entra en este bloque de aquí (que se llama extrusor) en el que hay un motor unido a un tornillo que lleva unos dientes. Estos dientes, cuando esto gira, empujan el plástico hacia el extrusor. Este material se calienta hasta 230º y pasa por un agujero del que sale en forma de hilo de 0,4 mm. La impresora lee los movimientos que tiene que realizar y se va moviendo para ir colocando el plástico por capas exactamente donde tiene que ir. El programa informático se encarga de optimizar los movimientos a partir de los planos del diseño. Básicamente va haciendo capas hacia arriba. Desde fuera puede parecer complicado, pero realmente lo único que tienes son tres ejes y la máquina lo va haciendo. En imprimir una de estas piezas puedes tardar entre 45 minutos o una hora.

20140404_121501

¿Entonces el material que se usa es plástico?

Sí, de varios tipos: este azul sería ABS y este otro naranja que tiene un brillo es PLA. Este segundo se puede reciclar, el otro no. Y de hecho, como la mayoría de piezas de la impresora son de plástico, uno puede montar una impresora e imprimir las piezas de la siguiente. Ahora van a sacar otro tipo de impresoras que funcionan con resina, más enfocado al sector profesional, a un acabado muy bueno, con mucha calidad. Las de resina sí que van a ser un paso adelante, y además ahora ha caducado la patente que había, o sea que todo el mundo se va a lanzar a ello.

Ahora que hablas de evolución, ¿hay algún pronóstico de hacia dónde irán las impresoras 3D?

Bueno, hablaban de que esto era una burbuja, pero yo creo que se irá modificando y adaptando. Ahora están sacando incluso para imprimir con hormigón: una boquilla plana enorme con un sistema de raíles que va sacando el material y te puede hacer paredes en un momento. O también están apareciendo impresoras de comida, que es lo mismo pero que tiene una especie de jeringuilla y un motor que controla exactamente cuándo sacar y cuando no. Hablamos de pastas, de que estas mismas piezas que tenemos aquí te las hacen con comida, con masa pastelera por ejemplo, o con chocolate. Cualquier alimento que puedas pasar por una boquilla: puedes hacer azucarillos con forma de tiburón y tirarlo al café… claro, esto para la panadería de la esquina no, pero para alta repostería de diseño igual sí.

Claro, es un poco el hecho que decías de que en realidad no hay casi límites…

Exacto. Hay gente, por ejemplo, que en vez de poner un extractor, pone un taladro pequeñito al que le puedes poner diferentes brocas y entonces puedes hacer cortes a una pieza de madera. O ahora están saliendo también dobles extrusores, que te permiten imprimir con dos colores diferentes, o con dos tipos de plástico diferentes. Hay muchos avances: están sacando un plástico que se disuelve en agua (que te permite por ejemplo hacer piezas inclinadas sin tener que andar con el cúter luego, porque los soportes los haces con este plástico y ya está), o un material que imita la textura de la madera (que es como un serrín que además según la temperatura a la que lo pongas sale más tostada o menos), o una especie de yeso…

¿Es difícil del programa de diseño?

Bueno, depende de cuál utilices y de qué quieras hacer. Hay cosas que ni yo sé hacer, como esta:

20140404_121558

Esta viene de Thingiverse, una especie de página comunitaria en la que la gente cuelga diseños de piezas y tú puedes descargártelas e imprimirlas. Lo ideal sería que empresas grandes se interesaran por esto, que seguro que lo hacen. Estaríamos hablando de que en Ikea, por ejemplo, en vez de ir a comprarte la pantalla de lámpara, te la imprimes.

¿Todo esto cuánto hace que está?

En EEUU salió en el 2006, pero aquí en España hará 3 años como mucho. Esto empezó hace nada y ahora tienen ya aquí el FAB Café. Aunque en realidad es solo una cafetería en la que tienen una impresora… Hombre, maquina de café yo también tengo… Nosotros intentamos no ser solo una tienda, sino también montar talleres, conferencias…

[/sociallocker]

Acerca de Guillermo Altarriba

Guillermo Altarriba
Periodista en acto y politólogo en potencia. Apasionado del cine, los cómics y demás artefactos peligrosos: estoy convencido de que en la Cultura se libra la batalla más importante. Cuando me dejan, dibujo. VTR

¿Te interesa?

Marihuana droga cannabis gerardo cavero antidroga

“Actualmente está desmentido que la marihuana sea una droga blanda” Gerardo Cavero

A favor y en contra de la legalización de la droga en general y la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *