BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Home / Confidencial / La religión, marginada en la Escuela Pública (Investigación)

La religión, marginada en la Escuela Pública (Investigación)

Todas las escuelas de titularidad pública tienen la obligación de ofrecer la enseñanza de Religión a sus alumnos, pero en la mayoría de escuelas públicas de titularidad municipal no se oferta esa asignatura. Algunos profesores, que han preferido mantenerse en el anonimato, aseguran que esto sucede porque los directores niegan a los padres la posibilidad de que sus hijos la cursen. Hemos querido investigar si es cierto.

———————————

Para hacer este reportaje nos hemos hecho pasar por unos padres que quieren que su hijo estudie Religión en una escuela pública y hemos llamado a las 13 escuelas públicas de titularidad municipal de infantil y primaria de Barcelona para conocer cuál es la respuesta que dan. También hemos hablado con un experto en Derecho, que ha analizado el contenido de las llamadas.

———————————

Es importante analizar el impreso que se entrega a los padres a la hora de matricular a sus hijos en una escuela pública. Es a partir de este documento que los padres pueden solicitar para sus hijos la asignatura de Religión. En una de las casillas a marcar pone lo siguiente: Manifestación de carácter voluntario sobre la opción para la enseñanza de Religión.

En este apartado, el impreso da la posibilidad a los padres de marcar si quieren o no que sus hijos estudien dicha materia y qué confesión quieren que se les enseñe en caso de ser afirmativa su respuesta. La pregunta, sin embargo, incluye una nota al pie que dice lo siguiente: Si no se hiciera ninguna manifestación se entenderá que la opción es ‘no’.

Hay una sentencia del Tribunal Supremo del año 2012 (STS 2677/2012) que, respecto a un caso parecido en Extremadura, dice lo siguiente: el Real Decreto no establece ningún tipo de presunción, positiva o negativa, respecto a aquellos casos en que los padres no manifiesten expresamente su opción […] debe salvarse el defecto consistente en la falta de elección de los padres o tutores, lo que podría efectuarse mediante el correspondiente requerimiento para que efectúen dicha opción en caso de no haberlo hecho con anterioridad.

Lo que dice el Tribual Supremo es que no se puede considerar la ausencia de respuesta como un “no”. Primera irregularidad.

Voces que han preferido mantenerse en el anonimato aseguran que los directores de estos colegios, cuando se reúnen con los padres, les dicen que la casilla de la enseñanza de Religión no hace falta que la marquen, que en su colegio no se imparte la asignatura. Recordemos que la no contestación se considera un no.

El hecho es que aunque solo los padres de un alumno pidieran la enseñanza religiosa para su hijo, la escuela tendría, por ley, la obligación de poner a un profesor que la impartiera.

Para comprobar si este modus operandi de algunos directores de colegio es cierto hemos llamado a las 13 escuelas públicas de titularidad municipal de educación infantil y primaria que hay en Barcelona. Nos hemos hecho pasar por unos padres que quieren matricular a su hijo y que quieren que haga la asignatura de Religión.

“¿Existe la posibilidad de que mi hijo estudie Religión en la escuela?”

¿Qué dicen las escuelas?

 

Escuela Bàrkeno:

-No, eso si que no hay posibilidad. Ayer cuando llamaste lo consulté y no damos esta signatura. No se da.

-¿Y aunque lo solicitáramos no se podría?

-No, no.

Escuela Bosc de Montjuïc

-Pues aquí no impartimos la asignatura de Religión. Es una escuela pública. En principio, las escuelas públicas son laicas.

Escuela Arc Iris

-A ver, un momento que hago la consulta. […] He hecho la consulta y me dicen que no, que aquí no se puede cursar.

-¿Y existe la posibilidad de pedirla y que se haga?

-No. Esto es una escuela laica.

Escuela Casas

-No, somos una escuela laica. No tenemos profesores de Religión. Tiene que haber un cupo de alumnos.

Escuela del Mar

-No, aquí no, aquí no tenemos.

Escuela Els Pins

-No. Esto es la escuela pública, laica, o sea arreligiosa, catalana. Usted está llamando a la Escola Els Pins.

-Y, aunque lo solicite, ¿no podría cursar la asignatura mi hijo?

-(Suspiro) Sí, por normativa la Generalitat te da la opción de que, si una familia quiere la asignatura, la escuela está obligada a ofrecerla.

-¿Entonces mi hijo podría estudiar Religión?

-Si no Religión, sí Cultura Religiosa.

-¿Pero podría especificar religión judía o católica?

-A ver, si se ha leído la normativa de la escuela pública sabe que sí.

-¿Entonces mi hijo podría estudiar religión?

-Es una opción a la cual la escuela pública está obligada por normativa, sí.

(A pesar de conocer la normativa a la perfección, la primera respuesta ha sido que no se puede estudiar religión en su escuela)

Escuela Ignasi Iglesias

-No. Aquí no impartimos la asignatura de Religión.

Escuela Parc del Guinardó

-Pues acerca de esto les informarán directamente en la reunión cuando vengan. En principio, no se imparte Religión en el centro.

Escuela Patronat Doménech

-Aquí no. No tenemos profesorado para impartir esta asignatura. Nosotros somos una escuela municipal y normalmente quien ofrece un tipo de enseñanza así es concertado. Por profesorado no se puede implantar aquí.

Escuela Pau Vila

-¿Religión? No se imparte porque tampoco tenemos ninguna demanda.

Escuela Reina Violant

-No. No hacemos esa clase. Tiene que haber un mínimo de niños.

Escuela Tres Pins

-En la actualidad no la impartimos porque no hay alumnos. Ha de haber un mínimo de alumnos.

Escuela Turó Blau

-No. En principio aquí no impartimos religión. Además, si viene un niño solo no creo que envíen a nadie. Además, el alumno sería como un bicho raro porque lo sacaríamos de la clase cada dos por tres y por aquí cerca hay muchos colegios religiosos. Es mucho más fácil que vaya a una escuela religiosa.

¿Qué dicen las leyes?

“La asignatura de Religión es de oferta obligatoria para los centros y de seguimiento voluntario para los alumnos”

El Dr. Pablo Nuevo, profesor en Derecho Constitucional de la Universidad Abat Oliba CEU, recuerda que “de conformidad con el ordenamiento jurídico, la asignatura de religión es de oferta obligatoria para los centros y de seguimiento voluntario para los alumnos”.

Ha dicho también que:

“En caso de que un director de un centro de titularidad pública se negara a ofertar la asignatura de Religión, podría hablarse de ilegalidad”

En caso de que un director de un centro de titularidad pública se negara a ofertar la asignatura de religión podría hablarse de ilegalidad, y si este comportamiento persiste en el tiempo podría considerarse que se trata de prevaricación y desviación de poder”.

¿Qué dicen diferentes textos normativos y convenios al respecto?

Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea: […] así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas.

Acuerdos de la Santa Sede y el Estado Español: […] incluirán la enseñanza de la religión católica en todos los Centros de Educación, […] dicha enseñanza no tendrá carácter obligatorio para los alumnos. Se garantiza, sin embargo, el derecho a recibirla.

Constitución Española Artículo 27.3: Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Estatut d’Autonomia de Catalunya Artículo 21.2: Los padres tienen garantizado […] el derecho que les asiste para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones en las escuelas de titularidad pública, en las cuales la enseñanza es laica.

Dice Pablo Nuevo que “esto implica que los centros –también los de titularidad municipal- están obligados a ofertar la enseñanza de Religión, para de este modo hacer posible el derecho que asiste a los padres de elegir la enseñanza religiosa y moral que quieren para sus hijos”.

“Un centro docente no puede escudarse en la titularidad pública para vulnerar el derecho de los padres”

Y que por tanto “un centro docente no puede escudarse en la titularidad pública (en este caso, del Ayuntamiento de Barcelona) para vulnerar el derecho de los padres incumpliendo la normativa al respecto. Evidentemente, aquellos niños cuyos padres no quieran que cursen la asignatura de religión no están obligados a hacerlo, pero la escuela pública debe estar abierta a todos, a los que quieren clase de religión y a los que no”.

Artículo de opinión: @xaviertrias calla ante las ilegalidades que se producen en sus escuelas

Vídeo de la participación de Jaume Vives en 8tv comentando el reportaje:

Respuesta oficial del Ayuntamiento a la investigación de Jaume Vives en Diario El Prisma:

Respuesta de Diario El Prisma a las declaraciones de Manel Blasco:

Acerca de Jaume Vives Vives

Jaume Vives Vives
Periodista. Autor de 'Las putas comen en la mesa del rey', 'Pobres pobres: 8 días viviendo en la calle' y 'Viaje al horror del Estado Islámico'. Ahora escribiendo mi cuarto libro, produciendo y co-dirigiendo un documental sobre los cristianos de Irak y cursando un máster de Marketing Digital. Director del @DiarioElPrisma y de @GuardianesFe. Canto cuando voy en moto. Católico.

¿Te interesa?

philippeariño

“Tengo 90 amigos homosexuales que me han dicho que han sido violados” Philippe Ariño

Philippe Ariño, tiene 34 años, vive en París, es intelectual y periodista. Ha escrito varios ...

8 comentarios

  1. Me parece bien que no se enseñe religión! Que se enseñe historia de las religiones.

  2. Jaume, la intencionalidad injusta de vuestro artículo me ha decepcionado. Soy profundamente cristiano, pero creo que las leyes sobre educación religiosa, sobre todo las que últimamente ha impulsado el gobierno, son improcedentes. Soy profundamente católico, pero sé que el estado jamás debería pagar a nadie este tipo de enseñanza. No me malinterpretes: la cultura religiosa es imprescindible, esto es, que los jóvenes sepan acerca el islam, el judaísmo, el hinduismo, etc. (las religiones son algo fundamental hoy en día y lo han sido a lo largo de la historia); y además de lo anterior, debería hacerse un énfasis especial en la cultura cristiana: es la religión mayoritaria en nuestro país, y hay que reconocer que nuestras tradiciones están impregnadas de ella. El conocimiento de la Biblia, de los hechos que en ella se relatan, de las festividades cristianas y demás, es algo que no puede ser ignorado por un joven al terminar sus estudios en la escuela. Pero no debería pagarse con el dinero de todos aquello a lo que, todavía hoy en día, los centros públicos están obligados a impartir. ¡Por Dios! Los niños no van a ser peor educados si se separa la escuela de la religión como tal. Un niño puede ir a una escuela pública y, al salir, a catequesis. Jaume, ¿qué hay de malo en eso? La formación religiosa voluntaria está garantizada en nuestra sociedad: la garantiza la iglesia con sus miles de centros que la imparten. Es su trabajo y lo hace como cree conveniente y como es libre de hacerlo. Este trabajo, en cambio, no le incumbe estado. Y vuestro artículo da cancha a una injusticia, a una impulsada especialmente por el gobierno. Lo repito: soy cristiano, pero no quiero que se pague con el dinero de todos la educación religiosa de nuestros niños. En todo caso, ya pagaré la de los míos con mi dinero ―y si no dispusiera del dinero suficiente, sé que habría para ellos catequesis gratuitas. Pero las escuelas que vosotros criticáis estaban actuando de forma noble para con el dinero de nuestros impuestos, y vosotros habéis intentado “chivaros al profe”, nunca mejor dicho, de algo que debería haber seguido así, escondido, tácito, hasta que en el futuro se reconozca realmente la laicidad del estado ―algo que es, a nivel público, de lo más sano que se puede tener. Porque por encima de la ley está la justicia, Jaume. Y tú, como cristiano que dices ser, sabrás que no debemos ayudarnos en el cumplimiento de las normas, sino en el cumplimiento de esta justicia y en combatir sus obstáculos. Y es que estamos en el siglo XXI. Si el gobierno aprueba una ley más propia de los tiempos de Franco que de los de un país moderno, democrático y civilizado, más razón que nunca para ser valientes y fieles a nosotros mismos. Sí: ellos han ganado las elecciones, les ha votado una mayoría… Pero ¿acaso les legitima eso para gobernar sólo para ellos? ¿Acaso les da el derecho a llevar a cabo lo absurdo? La laicidad del estado es crucial, entre otros motivos, por esta tendencia que todos tenemos y que hay que corregir: la tendencia humana de mirar más para los que son como nosotros y poco para los que no lo son. Y en este país hay mucha gente distinta. Y todos merecen el mismo respeto que nosotros. En realidad, Jaume, no pretendo convencerte de nada. En primer lugar, porque sé que somos todos muy celosos de nuestro orgullo. Y en segundo lugar, porque no soy yo nadie para decirte qué debes escribir o qué debes pensar. Te escribo simplemente porque me gustaría que no pasaras esto por alto y porque me gustaría que, por favor, respondieras aquí ante ello. No sólo por mí (y por mi mera curiosidad ante la respuesta), sino porque creo que debes una explicación a todos los que pagamos impuestos al destapar la desobediencia justa de dichas escuelas y, quizás, ponerles presión mediática para que cumplan leyes que no están, en el fondo, de parte de nadie.

  3. Si vull que el meu fill estudiïi religió indú, o musulmana, o evangelista, o budista, o qualsevol altre, o religions en general on té d’anar? Gràcies.

  4. Està bé saber-ho, però la religió a l’escola és quelcom més que una opció personal. Si no es dóna una formació religiosa-espiritual, les futures generacions no tindran criteri per discernir què és una espiritualitat sana, i seguiran a moviments religiosos sectaris, visitaran a bruixots i ‘curanderus’, o s’enrolaran a les files de grups radicals.

  5. Manuel Morillo

    ¡Y si va a a ser que en esta situación en que el nacionalismo catalanista anticatalán lleva detentando el poder en Cataluña, con todas las transferencias en materia educativa desde hace décadas, tengam alguna responsabilidad los obispos que se han entregado, cuando no han sido promotores, del citado catalanismo anticatalán!

    Se les podía enviar este magnífico informe a los diversos obispos, titulares y eméritos, de Cataluña, para que sean conscientes de los resultados de sus reinados en sus respectivas diócesis.

    Y así se preparen para en función de como han administrado los Talentos respectivos, prevean a que se van a enfrentar en sus respectivos Juicios Particulares, que por los años que tienen los tienen cerca

  6. A on s’hauria de dirigir una família a qui manifestament l’escola els ha negat poder cursar religión als seus fills?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *